¿Qué es el coaching?
¿Qué es el Coaching y para qué lo necesitas?

¿Qué es el coaching?

Según John Withmore, “el coaching consiste en liberar el potencial de una persona para incrementar su desempeño. Consiste en ayudarle a aprender en lugar de enseñarle”.

Es un proceso 100% individualizado, lo que funciona para ti probablemente no funcione para mí, eso hace que en el coaching no haya reglas estrictas o una lista de cosas por hacer con cada cliente. Por eso, al ser una disciplina relativamente nueva, genera aun confusión en cuales son los roles tanto del Coach como del Coachee o cliente.

El coaching, además, te brinda herramientas que, para ser realmente útiles, necesitan compromiso del cliente, estudio y práctica. Sin embargo, para resumirlo, el coaching es capaz de llevar a un cliente de su situación actual hacia su situación ideal.

Entonces… ¿Qué podemos esperar de una sesión de coaching?

Vamos a definir algunos pasos comunes que se encuentra en una sesión de coaching.

1.- ¿Definir cuál es el asunto que quiere tratar el cliente?

El asunto puede ser algo muy general y que debe ser trabajado y limpiado a fondo para realmente trabajar en la dirección indicada. En coaching, las emociones juegan un papel fundamental, por eso no es lo mismo un cliente que dice que quiere ser millonario cuando en realidad quiere tener estabilidad en su vida. El Coach a través de un set de preguntas poderosas, lograra con su cliente, definir el verdadero asunto a tratar.

2.- Precisar cuál es el objetivo del coachee.

Definir en tiempo y espacio, así como limitar el alcance de ese objetivo. Por ej. Quiero generar X cantidad de dinero en X tiempo.

3.- ¿Cuál es la situación actual del cliente?

Reconocimiento de la realidad, definir el punto de partida es uno de los más difíciles puntos, ya que nos es muy fácil decir donde queremos estar, pero no donde estamos hoy y ahora.

4.- Lluvia de ideas.

Nombrar todas as posibles opciones que funcionaron en otras situaciones, a otras personas, o información leída aplicada a situaciones similares, todo sirve.

5.- Finalmente, la sesión no termina sin un compromiso de acción por parte del cliente.

Limitar en cuanto tiempo espera realizar esas acciones que poco a poco generaran el cambio deseado.

¿Qué es un proceso de coaching?

La ICF (International Coaching Federation) define el coaching como “una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios…”, es un proceso, no una conversación puntual, sobre todo es importante en esta era de resultados inmediatos, de comida rápida, de resultados sin esfuerzos.

Nuestra existencia ha estado marcada por PROCESOS y si, ellos implican tiempo y adaptación de nuestra al entorno, así son los procesos de coaching, el cliente necesita tiempo para entender los cambios que necesita hacer y finalmente aplicarlos, no es rápido ni fácil, como ninguna transformación en nuestras vidas.  

El coaching te brinda herramientas que, para ser realmente útiles, necesitan compromiso del cliente, estudio y prácticas de las mismas. Esperar resultados inmediatos en tu crecimiento personal, es exponernos a la frustración, a rendirnos incluso antes de empezar.

Hay que entender que el proceso tiene altos y bajos, aprender a lidiar con la frustración, validar el aprendizaje detrás de nuestros fracasos, además de reconocer nuestras vulnerabilidades como fortalezas, reconocernos como seres únicos y especiales, como todos los demás es lo que nos permitirá realmente avanzar en dirección que hemos escogido.

 ¿Tienes miedo? ¡No estás solo, estoy aquí para acompañarte!

¿Me sentiré juzgado?

En nuestra vida diaria, es muy común que no te sientas cómodo contando tus cosas a extraños, a todos nos pasa, es totalmente entendible, por eso sé que los procesos de coaching muchas veces también resultan incómodos para el cliente, no es fácil compartir con un extraño esas situaciones que te perturban.  Sin embargo, es importante que como cliente entiendas que allí, se genera un espacio que llamamos “No Juicio”, es un espacio confidencial, donde es de suma importancia el valor de la honestidad, donde no juzgaremos ninguna de tus creencias o decisiones, te ayudaremos a atravesarlas y a hacerte consciente de ellas.

Típicamente durante una sesión, se mueven muchas fibras internas, que activan ciertos mecanismos de defensa en los individuos. Hay que dejar caer todas las máscaras, soltar la ilusión de control y empezar a trabajar conscientemente en lo que queremos lograr. Para eso está tu coach, para validarte, reconocer tus valores y creencias, permitiendo establecer objetivos claros en función de tu meta o agenda propuesta.

¿Puedo lidiar con cosas de las que no estoy orgulloso?

Durante una época en mi vida, creí que podía tener el control absoluto de mi vida, no me importaban mucho los métodos siempre y cuando se lograran los objetivos.

No tenía ni la madurez ni el nivel de consciencia para entender que la vida es un espejo y lo que eres, es lo que vas a traer a tu vida. Y eso fue lo que atraje a mi vida, atraje caos y personas que estuvieron dispuestas a romperme el corazón sin importar las consecuencias.

Tarde mucho tiempo en olvidar, no era algo consciente, sentía que en el fondo, si no olvidaba, no le daba la oportunidad a nadie para hacerme nuevamente daño, vivía cargando con el pasado, imaginando cómo pude hacerlo diferente, sin permitirme de nuevo confiar en alguien.

Luego conocí el coaching, como cliente, y durante mi proceso, tuve una revelación, entendí que toda esa situación no fue más que un vehículo perfecto para mi despertar, entendí que nuestra alma firma acuerdos más elevados sobre lo que hemos venido a aprender a transformar en nosotros.

Hoy agradezco haber soltado el pasado, haberme dado la oportunidad y perdonarme, de equivocarme, de ser imperfecta, sin duda no tuve lo que quería, tuve lo que necesitaba para mi evolución.

El coaching ofrece herramientas que nos permiten soltar y perdonar aquello que no podemos cambiar, reconocer quienes somos en el presente y quienes queremos ser en el futuro. Ese poder de transformación está en nuestro presente y solo hoy y ahora tienes la oportunidad de cambiarlo.

Mi historia. Emigrar y coaching.

Viví en Venezuela más de 35 años, me gradué y trabajé como médico por más de 15 años, amaba mi profesión con locura, era feliz. Pero la situación política y económica empeoro a tal punto que no tuvimos otra opción que emigrar. Recién llegue a USA, mi primer empleo, fue de niñera.

Y a pesar de que consideraba desde el principio una de las mejores opciones para mí (no hablaba inglés), estar dentro el papel, realmente me hizo sentir miserable.

Y si, tenía mucho que ver con las capas de ego que uno se va quitando al emigrar, no tenía muchas opciones, sin embargo, decidí crecer ante la adversidad.

Decidí y aprendí a ser Resiliente, ese proceso en el que una persona logra adaptarse a cambios importantes en su vida y seguir proyectándose efectivamente en el futuro.

La resiliencia, según la APA, no es una característica que las personas, tiene o no tienen, es más bien un proceso que incluye cambios de conducta, pensamientos y acciones que pueden ser desarrolladas por cualquier persona.

Y si esa definición, definitivamente me suena a un proceso de coaching, el cual viví acompañada por mi coach y fue lo que mi impulso a adentrarme en este mundo.

Una de las áreas que más quería trabajar era la parte laboral, eso incluía remuneración (que al final se traducía en autoestima) y como reinventarme luego de haber emigrado.

Hoy quiero contarte que hay muchas áreas que puedes trabajar en el coaching, desde objetivos materiales, comunicación, finanzas, emigrar, incluso problemas de pareja, familia, laborales etc.

El objetivo lo determinas TÚ como cliente. Lo importante es que sepas que no importa que áreas quieras trabajar, cada mejoría en un área específica se ve reflejada en las otras áreas, así que no temas en crecer, al final va a ser inevitable.

¿Que no puedo esperar del Coaching?

En nuestro mundo moderno, de respuestas inmediatas, nos pasamos el día buscando respuestas, consejos o alguien que sencillamente nos diga que hacer. Como Coach, sé que nuestro proceso solo comienza cuando descubrimos que tenemos toda la información necesaria, que nuestras emociones y sentimientos están ahí para decirnos algo que nuestra consciencia no quiere escuchar, es momento de empezar a responsabilizarnos por descodificarla, de notar nuestro poder interno, y validar que solo nosotros tenemos nuestras respuestas.

En nuestras sesiones de coaching, te acompañamos a soltar viejas creencias, a crear nuevos caminos neuronales, diseñar nuevos sistemas de valores y creencias, alcanzar objetivos que TU como cliente planteaste, porque lo que es Éxito para ti es único, especial y estamos aquí para caminar contigo, potenciando ese potencial infinito que hay en ti.

¿Estás listo para iniciar tu proceso de coaching?

Cuando empezamos a escucharnos, nos damos cuenta de que muchas veces ese “Yo” que nos habla no es tan amigable como pensábamos, y caemos en cuenta que se ha convertido en un “Gremlin”, en alguien que más que ayudarnos a superarnos, nos retrasa con sus juicios y sus culpas.

También es conocido como nuestra sombra, Super-Yo o sencillamente nuestro lado oscuro. Lo cierto es que en nuestra sombra siempre hay poder, y es cuando empezamos a iluminar esas áreas no reconocidas de nosotros que logramos empezar a entender como funcionamos y cómo podemos manejar nuestro dialogo interno.

Es hora de reconocernos y empezar darles luz a nuestras sombras, solo así lograremos avanzar, aun en contra de nuestros propios miedos.

¿Para que necesito un coach?

Te ha pasado, ¿qué hablas con un amigo y te ayuda a ver la situación desde una perspectiva diferente? Muchas veces nuestra visión suele ser limitada, ya sea por nuestra consciencia, por nuestras creencias o por nuestros patrones de conducta.

En coaching, no es solo una conversación puntual, es un proceso donde el coach esta entrenado para hacerte preguntas más allá del Ego, sacarte de la posición de ¿porque a mí? que solo nos conduce a la posición de víctimas y finalmente nos estanca.

Un Coach te preguntaría

  • ¿Que está pidiendo esta situación de ti?
  • ¿Qué puedo aprender de esta situación?
  • ¿Qué pasaría si pudiera hacerlo distinto?

El coach es capaz de formularte preguntas poderosas, que realmente te aporten una respuesta valiosa, te lleven a otro tipo de razonamiento, ayudándote a cambiar de perspectiva y enciendas todo el potencial que hay dentro de ti.

Para entrar en un proceso de coaching, debes estar listo, debe ser una decisión, debes estar dispuesto a sentirte incomodo, a salir de tu zona de confort, porque solo allí es donde los milagros suceden.

Deja un comentario

Cerrar menú
×
×

Carrito